Imagen credit: NASA

La nave espacial Crew Dragon de SpaceX despegó con éxito el sábado 30 de mayo a las 19:22 GMT a bordo de un cohete Falcon 9 desde el complejo de Cabo Cañaveral Florida, poniendo en órbita a los astronautas Robert Behnken y Douglas Hurley, cuyo destino será la Estación Espacial Internacional.

Todo se logró con éxito, el lanzamiento se vio amenazado por las condiciones meteorológicas sin embargo, todo se llevó a cabo según lo programado. Con esta misión Demo-2 se abre una nueva etapa para los vuelos espaciales humanos, el papel de SpaceX en esta misión es fundamental es la primera vez que una empresa privada pone en órbita una nave espacial, esto es un hecho histórico y es una vista hacia el futuro en materia de vuelos espaciales comerciales.

Es fundamental saber que este hecho histórico pone a prueba la capacidad operativa de SpaceX, ya que con este lanzamiento que lleva astronautas abordo deben demostrar que son capaces de realizar operaciones de lanzamiento, puesta en órbita, atraque y aterrizaje.

Uno de los objetivos de esta misión es lograr que SpaceX logre su certificación para vuelos regulares de tripulación hacia la Estación Espacial Internacional como parte de un programa llamado Tripulación Comercial de la NASA es decir el futuro esta cerca y contratar un vuelo espacial esta más cerca que nunca. Con este avance la NASA logrará continuar con importantes investigaciones y podrá tener a su disposición una nave más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *